Allá vamos. La sombra es larga, rodea el planeta. ¿Está sobre valorado Bob Dylan? Seguramente si. ¿Y qué? ¿Cómo se mide el valor? ¿Cuál es el valor del valor? Solo me interesan las canciones y esas son valor de ley.

Oviedo, Avilés, Gijón. 21, 22 y 28 de mayo de 2015. Hotel Barceló, Toma3, Auditorio Casa de Cultura.

Keep on Bobbin’

Toli Morilla - Dylan64

cartelestudiocerveceria2Entrecot a la pimienta. Costilla de Adán. Secreto ibérico. Sota, caballo, rey.

Todo nos parece fácil cuando ya está hecho. Por lo general, lo que llega en el tiempo que nos toca vivir es el resultado de la suma de las aportaciones de cada persona que elige seguir tal o cuál actividad vital y motora.

Robert Johnson no tenía abuela. Dicen que su talento musical lo compró en un cruce de caminos, así, como quien no quiere la cosa, ¿dónde se sirve?, a cambio de su alma.

Desde 1619, año en que llegó el primer esclavo a la antigua colonia británica de Virginia   hasta el 8 de mayo de 1911 en Greenwood, Misisípi, cuando Julie Dodds da a luz un pequeño bastardo al que llamará Robert Spencer, pasan casi trescientos años. A la edad de veinticinco, entre 1936 y 1937, el mítico bastardo graba sus reconocidas veintinueve canciones en varias tomas y muere, en circunstancias no esclarecidas, un año después. ¿Fin de la película? Afortunadamente no. El archivo estaba creado. Esa colección de blues moderno se convertiría en la biblia, el antiguo testamento o archivo fundacional de lo que hoy conocemos como rock and roll en todas sus variantes.

El Sr. Johnson vivió de acuerdo a la herencia que pueden dejar 40 acres y una mula en un tiempo y lugar en el que el blues no tenía ni buena ni mala prensa. Como otra explosión de la naturaleza creativa, en circunstancias adversas, paseó sus interpretaciones por las clandestinas juke-box y demás garitos niggers, siendo un  catalizador de lo que otros habían creado en situaciones más adversas aún. Nada hacía pensar que aquella música del diablo llena de acordes de sonido estridente pudiera ser el núcleo de la enorme riqueza cultural que a partir de la década de los 50 comenzó a salir del nuevo continente, inundando el planeta y regresando, tras el éxito, para reforzar el PIB de los EEUU; entiéndase esta conclusión crematística radical como una simplificación interesada para dirigir mi razonamiento hacia el lugar que quiero, en un vano intento de comprender el hecho casual, dramático, brillante e imperecedero que significa la corta vida del padre del rock, del roll  y de la madre que lo parió. Si este fue el pacto con el diablo que hizo, Robert nadie debería juzgarlo, todos hemos salido beneficiados, todos somos cómplices conscientes y agradecidos por su pecado.

Todo esto viene a cuento del concierto del próximo jueves en el Estudio Cervecería, para el que estoy preparando un repertorio teñido de sonoridades blues. De R. Johnson a Buffalo Springfield, The Animals y Bob Dylan o Leonard Cohen, aderezado por algún folk-blues instrumental e incluso algunos éxitos del rock en castellano tamizados por este tipo de sonoridades demoníacas. Esta es la propuesta. Sudor blanco en carne azul de blues.

Estudio CerveceríaEste jueves 17 tenemos concierto en el Estudio Cervecería de mi amigo Esteban Rodriguez.

Un pequeño local, en el centro del bario del Carmen de Xixón, que él mismo diseñó en el bajo que antes utilizaba como estudio de decoración de interiores. Todo esto se lo debe a Bill Gates o a Steve Jobs, al menos en parte. La informatización de su actividad y la reducción solvente de espacio le llevó a trasladar el trabajo a casa y a tomar cervezas con amigos y clientes donde antes recibía a esos y otros amigos y clientes. Es un hombre inquieto. Así, me comentó la posibilidad de cerrar la temporada de conciertos en su refugio y así llegamos a esta situación. El pulpo y el ribeiro de Bar Galicia pusieron la firma en el contrato.

«¿Que formación vas a traer? Un trío, siempre voy en trío, como mínimo -le digo intentando aparentar seguridad.

Ah! Qué bien. ¿Y qué instrumentos toca el  trío? – pregunta  curioso.

Guitarra, armónica y voz – le contesto sujetando una carcajada.

Eeeh, ¿pero quiénes son, los conozco? – sigue indagando.

Si, estas hablando con los tres.»

Ilustra esta anécdota de músicos, repetida a lo largo de los años, lo que vamos a hacer el próximo jueves a las 21:30 en la casa de un amigo que esta abierta a todos los que queráis pasar un rato con nosotros.

Salud a todos. Keep on Bobbing!

el club musical rtpa asturias spainEl club musical, programa presentau por Xune Elipe, tuvo el xeitu de dedicame ún de los sos capítulos el pasau día 19 d’agostu de 2013.

Ta disponible pa vese na páxina de la TPA a la carta.

La parte de conciertu foi grabada na Sala Club del Centru Internacional d’Arte Niemeyer n’Avilés. Son 40′ minutos de set acústicu xunto al guitarrista Ángel Miguel en directo. La entrevista grabóse dos díes depués nel afayadizu local de Xixón El Patio de la Favorita.

toli morilla angel miguel el club musical rtpa asturias spain dylan covers & moreEl soníu ye de lo meyor que ficimos nuna TV, gracies al trabayu de Rubén Álvarez, y la realización ya edición foi al cargu de Javi Lueje.

Agradecemos dende equí la oportunidá d’amosar, con bon soníu ya imaxen, parte del repertoriu del últimu discu «Estándar & Probes» y otres canciones nueves inédites.

Cartel Nava ok

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ye volver a la villa como l’emigrante, el fíu pròdigu. Viví en Nava y dende ellí arrancó la mio carrera musical. Va ser un conciertu enllenu d’emociones y alcordances d’un tiempu nel que taba too por facer.

Añerau na casa de la Plaza Dominganes y nel pisu de la cai El Rulo, les canciones del discu «Nunca des la espalda» y les adautaciones de la tradición que fice pal primer discu d’Hévia, acabaron por espardise mui lloñe d’esti llugar. Quién lo diba creyer naquella época, mientres daba clase de guitarra a xente de tola redolada, dende Sariegu a Piloña, munches canciones y tantes hores d’entrega, naguando por facer daqué con xeitu, con posu, que falara de nós y porqué non del mundu tamién.

Tengo ganes, munches ganes de ver a la xente naveta y volver a compartir lo meyor que tengo. Gracies Nava.