Esti finde hai un conciertu nel llugar de Tapia de Casariego, nesti occidente asturianu que tantes vegaes fixo, na mio vida viaxera, de calmante espiritual (o namás que de placebu pal «yo turista»).

Pienso cómo facer esta entrada pero del mio cuerpu sal la emoción en forma elexía. Va tiempu que nun salgo de la ciudá…

«Col frescor de la tierra, d’esa que nun cambia, y’l calor que da’l vivir llende la mar onde la tierra cambia tolos díes, Fredo y Cachistel entamen esti segundu aniversariu del Nordestada.

Cachistel fae d’enlláz y organizador de les coses técniques y otres yerbes; Fredo prepara’l bar pa  cellebrar que pue siguir navegando, que l’aire sopla a favor metanes xunto a la truena.

Garra una semeya que-y apurrió Cachistel, una cartulina prieta y la caxa les pintures. Descarga la foto, imprímela, recorta,  garra la cola, piensa.

L’home que nun cambia taraza le máquines del home que cambia. L’artesanu.»

… y termina’l ramalazu poéticu.

Buenu, esto quier dicir qu’esti domingu tenemos un bon día pa pasar pela villa de Tapia y esfrutar d’esta fiesta d’aniversariu, esperamos qu’ensin nordestada, nel puertu, na cai El Muelle.

Vémonos en Nordestada!

 

 

 

 

 

toli morilla trisquel xixón música asturiasMauro Aladro persigue a Toli Morilla.

Aladro insiste en que le conceda una oportunidad con el público y amenaza con presentarse en un concierto del cantautor local, salir al escenario y leer en público alguno de sus escarceos literarios. El músico intentará prepararle una trampa para impedir que llegue a perpetrar su amenaza. La tensión ante un posible «conciertus interruptus» crecerá a medida en que las canciones vayan siendo depositadas en la morgue de un concierto futuro…

escuela años 60Con retraso, debido a algunos problemas técnicos, ya está disponible en el blog el capítulo 10 de esta aventura titulada genéricamente «La Pasión según…» y su canción.

El relato «La Señorita» funciona como una regresión a los primeros días de escuela de Mauro Aladro, el descubrimiento de la sensualidad o la sexualidad intuida en el pequeño y frágil corazón del niño relatado por un adulto en busca de referencias sobre su propia naturaleza.

Esta fragilidad aparece en la Canción 10 creada a partir de dos melodías de la tradición musical asturiana «Romance de la niña Clara» o «Romance de Santa Clara», que aparece también en recopilaciones de la tradición castellana, y el clásico de la tonada «Si la nieve resbala». Otro «dos en una», dos canciones que forman un escueto guión que se canta en asturiano. Si, es la primera de esta colección de temas que canto «na llingüa del país». ¿Por qué? Así nació y así se desarrolló de forma natural. La letra es una invención personal pero también la continuación del romance original, el final que nunca supimos y que se anunciaba en el epílogo del romance:

Clara soy, Clara me llamo,
siendo Clara me enturbié.
No digas en este mundo
«de este agua no he de beber»,
porque el camino es largo
y puede arreciar la sed.

La conclusión, si es que cabe alguna, puede ser que las cosas en materia amorosa no cambian tanto como creemos y que el corazón del ser humano sigue atrapado entre los barrotes de su propia naturaleza.

No me pregunten más.

 

calle buensucesoLa canción número nueve, es una rareza, dos canciones en una con continuidad procesional hasta las campanas finales. La letra es un resumen de frases escuchadas en conversaciones nocturnas y mensajes recibidos en el teléfono móvil sin relación aparente, en principio. Tomar las expresiones como las piezas de un puzzle incompleto y crear una pequeña historia discontínua fue la solución. La segunda parte, instrumental, surge tras un calentón en el final de la grabación…»va un minuto y pico…» hay más que decir pero no sé cómo; sigo tocando, acordes abiertos sobre el décimo y octavo traste, miro a Sergio y asiente con la cabeza, «…sigue, sigue» me dice desde la pecera. Tan inesperado fue. Lo que recuerdo con claridad es la sensación de vértigo que me daba estar inventando una salida para el atoyadero al que me llevaba el texto. ¿Ruido? ¿Oscuridad? ¿Expresionismo? No. La opción, ahora que la escucho, fue trascender, la sonoridad me transmite esperanza, es sorprendente, descubrirse a uno mismo como a un ser esperanzado, a estas alturas de la partida.

El relato «El Ídolo» comparte con la canción el origen de las experiencias que se relatan. Una vez más, gran parte de ellas son la trascripción literalizada de relatos anónimos surgidos en conversaciones en la oscuridad de algún bar de los que cierra tarde en el micro territorio de la calle Buensuceso.

Ya llegó la seronda y la lluvia vuelve a empapar el toldo de La Vida Alegre. Esta semana sale el capítulo 10 y su canción, otro experimento. No me pregunten más.

II La Xata la Rifa FestivalYa puedes comprar tus papeletas para participar en el festival y el sorteo de la Xata.

El sábado 5 estaré tocando en el Musical Day dentro de la programación.

¿Qué es La Xata La Rifa?

La Xata La Rifa es un festival de arte , una creación de Mónica Cofiño que acontece en diferentes pueblos alrededor de Asturias. Xata es asturiana por vaca y Rifa significa lotería. Se llama así porque el festival ha sido posible gracias a una rifa de la xata, auto-gestión bovina ( el ganador se lleva una vaca!) o cowfunding. Vaca y lotería representa dos componentes importantes de la cultura local asturiana, y en este festival, se hace como puntos de partida para crear una serie de eventos e interacciones que tienen el propósito de inspirar el cambio social cocinado entre los paisanos/as y los que vienen de fuera. Artistas de toda España y de otros países llegan a los pequeños pueblos y crean obras relacionadas con el ámbito, en colaboración con la gente local y la interacción con lo que hay.