Concierto grande y concierto pequeño. 15/09/14’+18/09/14′

foto-smateo-fbLa próxima semana voy a hacer dos conciertos totalmente diferentes en formato y repertorio. El lunes 15 será en Oviedo, durante las fiestas de San Mateo, en la plaza de La Catedral.

El plan es el siguiente: La banda avilesina Alexanddra in Grey desplegará su rhythm and folk  a las 21:30, abriendo el concierto para hacer 50′ de su excelente y homónimo estreno discográfico.

Aquí llega mi turno. Tocaré con Alexandra in G. un tema, no puedo revelar títulos, y junto a Ángel Miguel haré el siguiente número. Dos temas más con Stormy Mondays en formato Big Rock Band completarán mis 30′ de gloria en las fiestas de la capital. Si puedo desvelar que los 8′ y 1/2 que dura mi versión de It’s Hurricane de Bob Dylan será mi último round.

Los de Jorge Stormy seguirán solos con su sólido y melódico rock americano durante 40′ para dejar paso a Los Mokomitas, una banda indescriptible donde habitan gentes como el gran Ángel Parada o Tommy “El indio”. Los de Pola de Lena cerrarán este concierto de bandas del país que ha sido posible gracias a la pericia del mejor road manager que he tenido, Edu Cosmea, y el proactivo Jorge Otero. Enhorabuena por el trabajo.

The FreewheelingsEl siguiente bolo será en formato pequeño en el lugar que más veces toqué a lo largo de mi vida musical. El Café Trisquel apuesta desde hace una temporada por crear colaboraciones entre músicos provenientes de bandas y estilos diferentes para continuar con su programa de conciertos, uno de los más activos de la ciudad. En esta ocasión y como queda claro en el afiche creado por el inefable Ramón García, dueño y señor de esta, su casa, sin demérito alguno para el resto de la dirección, la propuesta es doble. Kike Flying de los Flying Padres, banda maliaya con un disco a sus espaldas, “Antes de que todo todo acabe mal”, es un dylanita empedernido. Yo también. ¿Hay algo más que contar? Por supuesto, eso lo debemos hacer cantando nuestras particulares versiones del ácido Bob, juntos, separados y revueltos.

A pocos días del comienzo de la seronda, el verano se instala inesperadamente rotundo con altas temperaturas. Esta semana promete, que siga el calor.